Primero la verdad que la paz

Disponible Primero la verdad que la paz, la entrega 10,
y última,
de Mi cuaderno gris.

iBookstore

Amazon
Tagus

PRIMERO LA VERDAD QUE LA PAZ de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. PRIMERO LA VERDAD QUE LA PAZ es la décima y última entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 30 de octubre al 31 de diciembre de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:

Javier Marías, Jordi Pujol, Arcadi Espada, Josep Pla, Josu Ternera, ETA, Miguel de Cervantes, Don Quijote, Ramón Irigoyen, Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Camilo José Cela, Ensenyament, Lola Gulias, Agencia Literaria Antonia Kerrigan, Miguel de Unamuno, Bodegas Guzmán, Mercedes Abad, Menchu Solís, Alba Editorial, Institut d’Estudis Catalans, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Jesucristo, EGB, Álex, Butragueño, Gaudí, José Hierro, Tomás García Yebra, Carmen Formoso, Camilo José Cela Conde, Ramón del Valle-Inclán

ÍNDICE de espacios:

Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, El Vendrell, El Prat de Llobregat, , Alba de Tormes, Zaragoza, Sant Feliu de Llobregat, Viladecans, Salamanca, Roma, Córdoba

Escapada a Salamanca

Disponible Escapada a Salamanca, la entrega 9 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

ESCAPADA A SALAMANCA, de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. ESCAPADA A SALAMANCA es la novena entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 20 de septiembre al 29 de octubre de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:

John Fante, Charles Bukowski, Pío Baroja, Josep Pla, Yasir Arafat, Ariel Sharon, TV3, Teresa de Cepeda, santa Teresa de Jesús, Fernando Léon de Aranoa, papa Juan Pablo II, José María Escrivá de Balaguer, Opus Dei, Editorial Anagrama, charlesbukowski.cjb.net, John Fante, Sergio Puertas, Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Rosa Navarro Durán, Calambur Editorial, Camilo José Cela, Ramón del Valle-Inclán, The New York Times, La Vanguardia, premio Planeta, Alfredo Bryce Echenique, María de la Pau Janer, El exorcista, William Friedkin, William Peter Blatty, Lola Gulias, agencia literaria Antonia Kerrigan, editorial Espasa, Premio Primavera, Constanza Aguilera, Silvia Bastos, Torres Villarroel, san Juan de la Cruz, Miguel de Cervantes, José Antonio Primo de Rivera, duque de Alba.

ÍNDICE de espacios:

Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, El Vendrell, Ramala, Tortosa, Salamanca, Alba de Tormes, Madrid, Ávila, La Victoria, Córdoba, Barbastro, Gabriel García Márquez Barcelona, Sant Feliu de Llobregat, teatro Moscú.

Un día esperadísimo

Es que aquella mañana era la mañana del viernes.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Vuelos de deseo y grietas» , del libro Relatos del fuego sanguinario y un candor (pág. 55).

Ha fallecido José Saramago

Ahora, muy de mañana, acabo de enterarme de que ayer se murió el escritor portugués José Saramago. La última vez que lo vi, el hombre, en silla de ruedas, paseaba en los mismos huesos. Quedarse en los huesos, repentinamente, suele ser preludio de muerte. Se murió José Saramago, a los 87 años, provecta edad cuando se trata de un hombre; las mujeres, como es natural, duran más. Le concedieron el premio Nobel de Literatura a José Saramago. A mí me gustaba oírlo, con aquel empaque tan sereno, tan escéptico, tan de vuelta de casi todo. Y me gustaba verlo, por la concordancia de su rostro con las palabras que pronunciaba, un rostro tranquilo, de cansado escepticismo, tan de vuelta de la banalidad del mundo. También tuvo una mujer joven, otro obsequio del destino a su vejez. Su novela El evangelio según Jesucristo la leí hace once años. En la primera página blanca, tengo anotadas, a lápiz, las siguientes palabras: “Sabrosos detalles. Plasticidad. Imágenes. Un libro hermoso, de sensibilidad y fantasía. Pocas veces decae”. Se murió José Saramago. De muerto, en el ataúd, tiene las gafas puestas. Dicen que lo van a quemar. Y que dividirán sus cenizas en dos partes. Una, para aventarla en su pueblo; la otra, para que termine fundiéndose en el bravo y solitario mar de Lanzarote. Emotividad, de última hora, en un hombre bueno. Hay un ateo más en el cielo. Como diría Valle-Inclán, ironeia.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2009-2010

Sobre la narrativa actual

Literatura

¿Que opine sobre la narrativa actual? La respuesta es sencillísima. La narrativa actual es una mierda. La asepsia es el garabato dominante. Nada de infecciones. Todo edulcorado. Ninguna palabra por encima de otra. Todos los narradores iguales, como estúpidos calcos. Algunos de ellos con la potra de contar con una descaradísima operación de mercadotecnia. Todos dominados por el gran jefe, el gran matador, la gran criba, el gran manipulador cultural: las empresas editoriales, valga la redundancia.

Publicado bajo el epígrafe de Artículos dominicales, en Dietario en Red, el 25 de octubre de 2009

Sobre la narrativa actual pertenece al libro Artículos fronterizos

Prólogo de Relatos del fuego sanguinario y un candor (2ª edición)

En Madrid, durante la entrega de premios al cuento Justinita la Idolatrada, que pertenece a Relatos del fuego sanguinario y un candor

PRÓLOGO

Cuando escribí mi primer cuento hispanoamericano, «Eduvigis Lindavista», hace exactamente veinte años, en agosto de 1989, no sabía que mi niña Eduvigis daría pie a todo un libro de contenido y forma, de paisajes y espíritu hispanoamericanos. Por aquel entonces, lejos quedaba la lengua española de América; muy remota, la vivísima respiración del paisaje hispano; completamente ajeno, aquel conjunto de países transoceánicos, con el brutal y miserable establecimiento de muchos de sus gobiernos, tanto del pasado como del presente. Lo único que me resultaba consustancial sobre aquel mundo era la capacidad de conexión con las almas de los personajes hispanos de mi propia inventiva, unas almas encerradas en unos marcos paralelos, reconocibles, de ciertas realidades hispanoamericanas. Así que a través de mis propios personajes, fui consciente de una sensibilidad muy profunda hacia lo que es y significa Hispanoamérica. Desde entonces me interesó su pasado, su presente, su futuro, casi tanto como la realidad de mi propio país. Ciertamente hay un lazo de unión entre Hispanoamérica y España.

Como digo, no pude sustraerme a la fuerza dramática de aquellas gentes, a la mole bestial de sus paisajes. Parecía que mi primer personaje hispano, la niña Eduvigis, una niña de siete años muerta «en olor de santidad», una niña santa, tiraba de mi mano con su poderosísima energía, que avivaba mi intuición narrativa, que transformaba mi tonalidad lingüística de español en tonalidad lingüística de americano, para la que no desdeñé muchos usos y registros andaluces. En aquel torrente de imaginación narrativa que cayó sobre mí, y que duró seis años, entre periodos de duermevela y agitación entusiasta, no estuve solo. La tradición literaria, con su impresionante fuerza, tiró de mí casi tanto como la niña Eduvigis. Hay tres nombres: Juan Rulfo, Gabriel García Márquez y Ramón María del Valle-Inclán. Aquí están los tres autores que me empujaron, que representaron por aquella época todo un sano y escalofriante pique de escritor. Para qué ocultarlo. Mi intención era igualar o superar la imponente obra literaria de los tres grandes maestros citados. No hay que reírse de mi atrevimiento. Uno era joven y tenía la potra siempre tiesa. Así que mi osadía hay que englobarla en ese contexto, en el de la inocencia que acarrea la juventud. Qué tres grandes escritores. Dentro del registro hispano, el más grande, y con mucha diferencia, es Juan Rulfo, que tuvo la forma, el fondo, la poesía, el coraje narrativo en la masa de la sangre.

Portada de Relatos del fuego sanguinario y un candor

Esta edición de Relatos del fuego sanguinario y un candor es la segunda. Se trata de una edición revisada, corregida y ampliada, como dirían los tratadistas. De sus diez historias, sólo dos fueron galardonadas con premios literarios. Y eso fue así porque con la ingenuidad de la juventud, los escritores mandan a concursar sus obras, por comprobar con cierto morbo qué hacen con ellas. Fueron premiados los relatos «Eduvigis Lindavista», con el I Premio Teruel de Relatos, en octubre de 1989, apenas dos meses después de su punto final, y «Justinita la Idolatrada», que fue Hucha de Plata en 1993, en el XXVIII Concurso de Cuentos Hucha de Oro. Relatos del fuego sanguinario y un candor. Ya está aquí su segunda edición. Cuántos años sin bucear, de nuevo, en aquellos ambientes de mi creación. He de confesar que cuando comencé a leer la primera de sus historias, para las galeradas, se me puso la piel de gallina con la descripción del nacimiento de la niña Eduvigis. Hay que ver lo que los escritores son capaces de escribir guiados por la ufana batuta de su juventud, por el sano veneno que te permite intentar emular los grandes logros de los mejores maestros.

Aquí estampo la segunda edición, veinte años justos después de finalizado su primer cuento, diez años después de que otro de mis personajes, Salvador Hurtado, el protagonista de la novela El solitario, viera en sueños a la niña santa, un asunto que me hizo pensar sobre si la niña Eduvigis, más que un cuento y el protagonismo esporádico en la saga de sus historias, podía merecer su propia novela. Todo un asunto que me abrumó, por el colosalismo de la ingente dificultad que conlleva. Bien es cierto que nunca se sabe lo que un escritor puede dar de sí. Pero a día de hoy, uno conoce perfectamente lo que la disponibilidad del tiempo concede, un tiempo que quema sus minutos, que los encrespa, un tiempo que me hace comprender la imposibilidad de superar, sobre la niña santa, lo que ya tengo escrito.

El Padró, Las Planas, 8 de agosto de 2009

Tudela

Con Carlos III, el Noble, en Tudela de Navarra

Son las dos y cuarto. He tenido que tirar del equipaje a todo meter. Los altavoces del Talgo han anunciado la parada cuando el vagón estaba prácticamente detenido.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

En el campo hierba

Perro amenazante

Levantado desde las seis de la madrugada. Y eso que hoy es mi día libre en el instituto. El sueño lo tenía en un insoportable bucle. Estaba ya harto de tanta cama. Todavía no ha amanecido y ya he leído unas cuantas páginas de Baroja.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Sobre Caliente

Unos cuatro meses después de que Mercedes Castro me llamara por teléfono a casa, para comentarme lo que ya conocía de Caliente, me respondió valorando la cosa, mojándose por escrito. Fue una grata sorpresa. El hecho de que haga pública una carta personal no debe extrañar a nadie a estas alturas. Casi todos saben que escribo dietarios y que cualquier persona relacionada conmigo puede ser descrita.

Valoración de Mercedes Castro, Directora de Narrativa de la editorial Espasa.
Martes, 23 de mayo de 2006.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Unas letras rescatadas

Escarbo en las primeras páginas blancas de La familia de Pascual Duarte, por comprobar si hallo alguna consideración personal escrita. Descubro un texto a lápiz que tenía olvidado. Su fecha se corresponde con una relectura que le hice a la novela con motivo de un trabajo universitario. Leo un texto atropellado, de letra apretada. Y me sonrío. Qué tiempos. Como sigo de acuerdo con su contenido, aunque no con lo deslavazado de su improvisación, lo rescato y lo incluyo en estas memorias prematuras.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Gabriel García Márquez

Un recuadro publicitario de un periódico ocupa toda la anchura del papel. Aparece Gabriel García Márquez con los brazos cruzados. Imagen de espontaneidad.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006