El rostro de la muerte

La mañanica del doliente hospital carece del cántico de los pájaros.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Anhelos y luces» , del libro Cuentos agrios (pág. 42).

 

Durante el recreo

El niño Alfredo también ama a la niña Margarita. ¿Que por qué? Pues porque es la más guapa de la clase.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Anhelos y luces» , del libro Cuentos agrios (pág. 41).

La vuelta al cole

La niña Margarita piensa en los ojillos brilladores del niño Alfredo y se ruboriza.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Anhelos y luces» , del libro Cuentos agrios (pág. 40).