Madera de perdedor

Disponible Madera de perdedor, la entrega 2 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

Portada de MADERA DE PERDEDOR

Animado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. MADERA DE PERDEDOR es la segunda entrega de MI CUADRNO GRIS. Se desarrolla del 14 de octubre al 26 de noviembre de 2001.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Govern català, fábrica Elsa Cristalerías Europeas, Charles Bukowski, INEM, ETA, Pau Gasol, abuelo de Pau Gasol: Sáez, madre de Pau Gasol: Marisa, Diario 16, Ignacio Amestoy, Luis Algorri, Benjamín Prado, Camilo José Cela, Josep Pla, José María Aznar, Javier Arenas, Jesús Caldera, José Luis Rodríguez Zapatero, Taekwondo, Nacionalismo catalán, Política Lingüística Cataluña.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, El Vendrell, Santa Oliva, cementerio de Santa Oliva, Barcelona, Kabul, Afganistán, Santa Cruz de Tenerife, Tibidabo.

Cae Nueva York

Disponible Cae Nueva York, la entrega 1 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus
Kobo

Cubierta de Cae Nueva York
Animado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. CAE NUEVA YORK es la primera entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 10 de septiembre al 11 de octubre de 2001.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Gustavo Adolfo Bécquer, Mihály Dés, Diada, Santiago Castelo, Philipe Garnier, Menchu Solís, Juan Bonilla, Carlos Castán, Lucía Etxebarría, Belén Gopegui, Ray Loriga, Pedro Maestre, José Ángel Mañas, Ignacio Martínez de Pisón, Juan Manuel de Prada, Benjamín Prado, Manuel Rivas, José A. Vera, Jordi Pujol, Osama Bin Laden, Francisco Umbral, Louis-Ferdinand Céline.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Ávila, Nueva York, Washington, El Vendrell, La Victoria, Aguilar de la Frontera, Santa Oliva, cementerio de Santa Oliva, Esplugas de Llobregat, Barcelona, Afganistán.

Agonía y torpe renacer, en iBookstore

El ebook Agonía y torpe renacer, el inicio de la novela El Paseo de los Caracoles, disponible en iBookstore.

Ebook Agonía y torpe renacer, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAGONÍA Y TORPE RENACER
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

De fiesta y con suerte

El viejo profesor, tras cinco días completos y consecutivos de fiesta, llega a la conclusión de que está algo confuso. Es un domingo de madrugada cuando entra en su casa del extrarradio de Barcelona. Le parece mentira encontrarse ya a día 11 de diciembre de 2011. Los días vuelan mucho más veloces que antes. Enciende una estufa eléctrica, su estufa de toda la vida. Se sienta en su sofá, su sofá de toda la vida.

Fragmento perteneciente a las memorias noveladas de la serie El viejo profesor

Un adiós y un encuentro

Con el aire impregnado de agua, diviso, desde las alturas

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 170).

Unas noticias

Su mujer, abuelo…

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 169).

Una extravagancia iracunda

Los relámpagos del aire, por un instante, conceden la claridad del día a todo lo que se ciñe en el Paseo y alrededores.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 168).

Inimaginable quién era

Pepín, el camarero trasnochado

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 167).

De retirada

Los camareros, al final de su briega, respiran el aire fresco del ciprés

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 165).

Una naturaleza inédita

Nadie, ni vivo ni muerto, sólo yo, vislumbra cómo el cielo pega un vuelco.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 164).

Un nuevo adiós

El esqueleto Federico, por el que nadie apuesta un duro, camina por las solitarias callejas de las fábricas.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 163).

Buena persona, y machista

Una mujer en una fábrica representa quitarle el puesto de trabajo a un hombre.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 162).

El mariquita José

El mariquita José tuvo días de esplendor

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 161).

Balance del curso 2009-2010

Al final, irremediablemente, terminó recordándome a las morenazas de las películas que hacen de mala.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2009-2010

Mala sangre de la muerte

El agonizante no puede dar crédito a su suerte

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 160).

Cruzando a la otra dimensión

Dejemos en paz a la muerte

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 159).

Dominio del más allá

El cielo da un tumbo.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 158).

Dos amigos

Casi todos los muertos se conocen

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 157).

Sobre la poesía

El poeta necesita endulzar su congoja.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 156).

Lúgubre encuentro

Es muy posible que los sueños torturen esta noche a Fernandín

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 155).