Galicia, Castilla, Navarra

Estas tres regiones constituyen el espacio de Ruta del oeste. Y ha de hacerse en tren. Sin transbordos. Sin perderse ningún detalle del trayecto. Yo, como se sabe, narro todo lo que veo. Y todo lo que dicen las piedras labradas, y las pinturas, e incluso las personas que hablan sin hablar. Si han leído algunos de mis viajes, ya me entienden. Y pronto, Soria.

Ricardo Costa, despedido por malo

Con los relojes a pares, ¿será uno de ellos el de lujo regalado?

¡Que echan a Ricardo Costa! Aquel talle impecable de chulapón para mi pueblo, de lechuguino para el profesor de latín. ¡Que echan a Ricardo Costa! Su presunto tejemaneje corrupto de político corrupto todavía joven, fiestero, de habilidad fonética, perfumado de lujazos. ¡Que lo echan! Se nubla el cielo. Retumba el naranjal. Rueda la

Publicado bajo el epígrafe de Artículos dominicales, en Dietario en Red, el 11 de octubre de 2009

Ricardo Costa, observando en tienda el Infiniti que parece ser le regalaron por sus favores políticos

Ricardo Costa, tras el accidente con el coche presuntamente corrompido

Ricardo Costa, despedido por malo pertenece al libro Artículos fronterizos

Tudela

Con Carlos III, el Noble, en Tudela de Navarra

Son las dos y cuarto. He tenido que tirar del equipaje a todo meter. Los altavoces del Talgo han anunciado la parada cuando el vagón estaba prácticamente detenido.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

Santiago de Compostela

En la plaza del Obladoiro

Por fin en Santiago de Compostela. He conseguido dormir cuatro horas en el tren con destino a La Coruña. De tres a cuatro de la madrugada. Y de cuatro a siete. Lo que parecía una tortura constante en el vagón, sólo ha sido una tortura inicial.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

Verano 2007

Menudo verano me estoy pegando. Un verano totalmente supeditado a la literatura. Pringue. Nuevamente se me quedan colgados los viajes a Santiago de Compostela y aledaños, al resto de las dos Castillas, a los sedimentos de León. Y todo, claro, por motivaciones literarias. Desde que en 2004 arranqué la tarea experimental de Caliente, no hago nada nuevo. Me estoy refiriendo a nada nuevo en narrativa. Y ya tengo ganas.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.