Camino del descanso

Resplandor

Pepín llega a la punta del Paseo, la del muro del cementerio.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 29).

Ola de frío

Frío polar en España

Imparable ola de frío polar en España. El asco de tiritar en medio de la calle. Los calvos se cuidan la calva con gorros de lana, y se ríen del mundo. Nieve, hielo, aguanieve.

Publicado bajo el epígrafe de Artículos dominicales, en Dietario en Red, el 10 de enero de 2010

Ola de frío pertenece al libro Artículos fronterizos

Un solo golpe

Compasion

—No tienes nada. Ven, vivo ahí delante. Voy a curarte.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Desde el vientre

Vientre de mujer

Encoge la barriga para que mi mano resbale sin dificultad.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Explicaciones amorosas

Pelo negro

El impulso del amor me empuja hacia la calle. No dejo de pensar en la morena de la calle.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Historia de sexo

Una morera

Una chica escandalosamente gorda. Me sorprendió que en menos de un minuto los dos se comieran la boca.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Un vídeo casero robado

Mis amigos creyeron que lo iba a echar de casa a hostias.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Un vaticinio

Raya de una costa

Hoy el horno de la noche está de nuestra parte. Lo sé. Aunque parezca que se confude.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Recuerdos de la noche

Cierta imagen de la soledad

Otra vez la noche y su fiesta, los bares y las discotecas, y sus borracheras, y las tías de aquí para allá, enrojecidas por el sol, calientes, dulces, prominentes. ¿Adónde puede ir mejor un menda solitario como yo?

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS.

Noches de fiesta

Manel, yo, Tete, Carmelo, Jorge, Vale

De calentura se presenta la noche. Las noches calurosas son las mejores. Las tías sudan más, beben más, se les va la olla antes. Tengo la sensación de que la noche se presenta de puta madre. Nosotros somos seis, los seis: el Manel, el Tete, el Vale, el Carmelo, el Jorge y yo. Somos los mejores, los de más palique.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS.

Tiger Woods, casado infiel

Tiger Woods, mandando callar a sus críticos

¡Ay, Tiger, campeón imbatible de golf, que me dicen que abandonas tu inquebrantable trono deportivo por la dolorosa presión del dedo acusador!

Publicado bajo el epígrafe de Artículos dominicales, en Dietario en Red, el 13 de diciembre de 2009

Tiger Woods, casado infiel pertenece al libro titulado Artículos fronterizos

[/hidepost]

Sexo familiar

Pareja en cama

Se restableció el silencio de los chavales. El estrépito de la tele había cambiado.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Cosa de tres» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 92).

Desconfianza

Imagen de desconfianza

Qué asco me dio pensar que otro cipote había hurgado por allí.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 79).

Apenas una reacción

Imagen de burla

¿Por qué dispongo de tan poco espíritu?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 78).

Aferrarse a la confianza

Un gesto de confianza

Me acerqué a la puerta del dormitorio, más muerto que vivo.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 77).

Los teléfonos indiscretos

La importancia de un teléfono

Me escamó que dijera, poco antes de colgar, y aflojando la voz: “Mañana, aquí”.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 76).

Consideraciones varias

Calvicie

No creo yo que esta maniobra se haya reproducido en mi cama. La hubiera notado. Bueno, no sé qué pensar. Yo ya no sé qué pensar.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 75).

De lo peor (3)

Un subfusil

—¿Tomáis bien?
—Sí, perfecto.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 66).

De lo peor (2)

Llanto inimaginable

La niña de un mes de vida enronquecía. El furor de su llanto la dejaba sin respiración.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 65).

De lo peor (1)

Arañazo

Los cámaras enfocaron un primer plano de las huellas rojizas que dejaban sus uñas.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 64).

Alivio

Este de Europa

—La morena está chunga —dijo Satán—. ¿De dónde vienen las otras?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 63).