Ver

ver

—¿A ver? ¿Me dejan? —preguntó Salvador haciéndose paso—. Despejen. ¿A ver?

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 134).

Alguien en incuestionable agonía

valentine gode darel agony

El individuo yacía sobre las escaleras, en un estado de incuestionable agonía.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 133).

Llega el amor

—Siéntate en el sillón. Yo me siento aquí. No tengo sofá porque se lo di a mi vecina, que le hacía más falta.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 50).