En los dientes de la noche, en iBookstore

EN LOS DIENTES DE LA NOCHE, relato perteneciente a Cuentos agrios, disponible en iBookstore.

En los dientes de la noche, de Antonio Gálvez AlcaideEN LOS DIENTES DE LA NOCHE es una historia de pesadilla. Su protagonista es una adolescente que padece de obesidad. No existe ningún tipo de compasión por ella dentro de la atmósfera inquietante y violenta en que se mueve. Pese a todo, la compasión es algo de lo que ella misma carece. En esta historia de tenso andamiaje vemos que el destino puede ser cruel con ciertas personas, unas personas que, por otro lado, no están exentas de crueldad, con lo que el pez se muerde la cola siempre hacia el abismo. EN LOS DIENTES DE LA NOCHE es un relato que pertenece al libro CUENTOS AGRIOS.

EN LOS DIENTES DE LA NOCHE
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Doce campanadas de cálido carmesí, en iBookstore

DOCE CAMPANADAS DE CÁLIDO CARMESÍ, relato perteneciente a Cuentos agrios, disponible en iBookstore.

Ebook Doce campanadas de cálido carmesí, de Antonio Gálvez AlcaideDOCE CAMPANADAS DE CÁLIDO CARMESÍ es la historia de una tensión, desde la primera línea hasta la última. No existe un momento para el respiro. Desde el primer instante, la sensación de una gran amenaza es la tónica dominante entre un chico y una chica que acaban de conocerse durante la noche y que se encierran en la casa de él para vivir un amor pasional. No tienen escapatoria. La gran amenaza se concreta, de forma vertiginosa, sin que se sepa claramente quién es el verdugo y quién la víctima. DOCE CAMPANADAS DE CÁLIDO CARMESÍ es un cuento que pertenece al libro de relatos titulado CUENTOS AGRIOS.

DOCE CAMPANADAS DE CÁLIDO CARMESÍ
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Ávila

De todas las crónicas de viajes que he escrito, Ávila es la que más trabajo me ha costado. Su narración nunca se terminaba. Así un día, y otro, hasta tal extremo que tuve que tomar una decisión extrema, dadas las cercanías de mi vuelta a las clases. Y esa decisión no ha sido otra que la de enclaustrarme en casa y no salir a la calle para nada. Para nada, en el sentido literal de la palabra.

Así es, he estado encerrado en casa, durante una semana exacta, sin salir, siquiera, a comprar el pan (sabiendo cómo me las gasto, ya me avituallé con antelación).

Ávila es la crónica de viajes más extensa que me ha salido hasta la fecha. He de decir también que jamás he hecho tantos kilómetros a pie en una misma ciudad. Y que no me he dejado nada en el tintero.

La ermita románica de San Segundo

En la ermita de San Segundo.
Esta ermita estuvo cerrada en mi anterior visita a Ávila,
hace quince años.
Qué fresquito hace dentro, mmmmmm, qué fresquito.
Al fondo se ven un maderamen medieval
y un señor lleno de flechazos,
en franca tortura.

En los dientes de la noche

En los dientes de la noche es una historia de pesadilla. Su protagonista es una adolescente que padece de obesidad. No existe ningún tipo de compasión por ella dentro de la atmósfera inquietante y violenta en que se mueve. Pese a todo, la compasión es algo de lo que ella misma carece. En esta historia de tenso andamiaje vemos que el destino puede ser cruel con ciertas personas, unas personas que, por otro lado, no están exentas de crueldad, con lo que el pez se muerde la cola siempre hacia el abismo.

Carámbanos

Carámbanos

La noche se endurecía entre los adornos de sus carámbanos. El niño observaba cómo se cuajaban los charcos.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Temblor de invierno» , del libro Cuentos agrios (pág. 113).

Noche y monte

Frío

Los antiguos amigos, después de la larga cacería del mochuelo, se olvidaron de lo que dejaban atrás, al borde del cementerio. Los carámbanos del cielo tiraron de ellos hacia lo calentico de sus casas.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Temblor de invierno» , del libro Cuentos agrios (pág. 112).

Crueldad infantil

Imagen de maltrato infantil

Más que nunca deseaba la soledad de su monte. Los niños se relamían en la picante y gustosa crueldad.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Temblor de invierno» , del libro Cuentos agrios (pág. 111).

Atrapado cerca del cementerio

Al niño endeble lo obligaron a caminar hasta las inmediaciones del cementerio.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Temblor de invierno» , del libro Cuentos agrios (pág. 110).

Tema del vampiro

Yo intento patalear, golpear, escurrirme de aquella masa apisonadora. Y no me canso de repetirle, histérica, que me quiero marchar.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Doce campanadas de cálido carmesí» , del libro Cuentos agrios (pág. 59).