Vuelos de deseo y grietas, en iBookstore

VUELOS DE DESEO Y GRIETAS, cuento perteneciente a Relatos del fuego sanguinario y un candor, disponible en iBookstore.

Ebook Vuelos de deseo y grietas, de Antonio Gálvez AlcaideVUELOS DE DESEO Y GRIETAS es el contraste de una vida larga y una vida corta, la de la abuela Belisa y la de su nieto Ranchito, un niño con una enfermedad terrible y repentina. El descubrimiento del erotismo en Ranchito, su vivaracha actitud con los amigos de infancia, y su valiente decisión de mostrar sus pasiones frente a su amada, fueron demasiada presión para su enfermizo pecho, para su quebradizo corazón. La poesía que encierra la historia de Ranchito es una gota más en el indeleble y brillante chorro de agua literaria de su autor. VUELOS DE DESEO Y GRIETAS es un relato que pertenece al libro de cuentos titulado RELATOS DEL FUEGO SANGUINARIO Y UN CANDOR.

VUELOS DE DESEO Y GRIETAS
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Eduvigis Lindavista, en iBookstore

EDUVIGIS LINDAVISTA, cuento perteneciente a Relatos del fuego sanguinario y un candor, disponible en iBookstore.

Ebook Eduvigis Lindavista, cuento perteneciente a Relatos del fuego sanguinario y un candor, en iBookstoreEDUVIGIS LINDAVISTA es un relato, la historia sobre cuyo personaje principal gira todo un libro de cuentos: RELATOS DEL FUEGO SANGUINARIO Y UN CANDOR. En EDUVIGIS LINDAVISTA se desarrollan los primeros años de vida de una niña santa que nació del pecado, la niña Eduvigis. Dejemos en palabras de su autor lo que representa este personaje en su trayectoria narrativa: «Parecía que mi primer personaje hispano, la niña Eduvigis, una niña de siete años muerta ‘en olor de santidad’, una niña santa, tiraba de mi mano con su poderosísima energía, que avivaba mi intuición narrativa, que transformaba mi tonalidad lingüística de español en tonalidad lingüística de americano, para la que no desdeñé muchos usos y registros andaluces».

EDUVIGIS LINDAVISTA
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Agonía y torpe renacer, en iBookstore

El ebook Agonía y torpe renacer, el inicio de la novela El Paseo de los Caracoles, disponible en iBookstore.

Ebook Agonía y torpe renacer, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAGONÍA Y TORPE RENACER
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

El viejo, en iBookstore

El ebook El viejo, perteneciente a Perversión, la segunda entrega de Apuntes eróticos, disponible en iBookstore.

Ebook El viejo, de Antono Gálvez Alcaide, en ibookstoreEL VIEJO es un cuento corto basado en la obra pictórica de Stu Mead. En EL VIEJO se expresa la historia de un canalla que lo fue durante toda su vida. El primer párrafo del cuento es elocuente: «El viejo fue un auténtico c****n toda su vida. Le divirtió muchísimo comportarse como un auténtico c****n. Lo fue con los hombres, a los que les levantaba la mano con enorme facilidad, dando de hostias a diestro y siniestro muchas veces, y recibiendo muy poco. Lo fue con las mujeres, a las que trataba como verdaderas perras, circunstancia por la que nunca cuajó con ellas más de dos semanas, unas semanas delirantes, unas semanas sexualmente alucinantes. Menudo viejo. Vaya viejo. Fue un auténtico cabrón».
EL VIEJO es la tercera entrega del libro de cuentos cortos titulado PERVERSIÓN, dentro del epígrafe APUNTES ERÓTICOS.

EL VIEJO
también se puede adquirir en
AMAZON
KOBO

Otro viejo, la vejez

—Yo soy muy viejo para ti —dijo Salvador repentinamente.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 114).

El viejo

Recorte de una de las pinturas de Stud

“El viejo fue un auténtico cabrón toda su vida.”

Texto perteneciente al relato titulado El viejo.

***

EL VIEJO
en ebook:

KOBO
GOOGLE PLAY

Otras obras eróticas:
Caliente
Belleza. Perversión
El Buscón y las Busconas

 

Mal de ojo

—¡Sé lo del mal de ojo, putasquerosa!

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 94).

En el cementerio de Montjuïc

Los dos empleados mantuvieron sujeta, en todo momento, a la vieja prostituta, que desprendía espumarajos cada vez que abría la boca.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 93).

Un difunto peculiar

Una mala bruja, en cómicConsiguió agarrarse a los pelos de la que fue amenazada compañera del difunto.
—¡¡¡ASQUEROSA!!!… ¡¡¡PUTASQUEROSA!!!

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 92).

Una vieja de la calle Escudellers

—Qué valiente. Menuda lección me dio la vieja —se dijo mientras subía las escaleras de su edificio—. La vida, la gente que encaja en la vida. Y los que se mueren. Hoy jueves, la muerte sigue mis pasos.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 91).

La muerte

Después le dio la espalda a los acontecimientos, escuchó la estrepitosa sirena de la ambulancia que se perdía, y pensó que la muerte, aquella tarde, le seguía los pasos.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 90).

Aquellos vuelos de deseo

El cuento de Ranchito, y su impulso de deseo. Rememorados últimamente con ocasión de su salida en e-book. Por los tabiques de mi casa todavía resuenan los ecos tremendos del llanto de cierta vejez, junto a la alegría y vitalidad de una infancia con algunos flecos de mi realidad. Una vejez muy vieja, la del cuento, frente a una juventud inicial a la que el destino le corta las alas.

El pasado

Parece que la esté viendo allá encimita de la loma

Fragmento perteneciente al relato titulado
«En un rincón oscuro» , del libro Relatos del fuego sanguinario y un candor (pág. 46).

El nacimiento de la niña Eduvigis

El cura de la aldea era verriondo y siempre gastaba sotana negra.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Eduvigis Lindavista» , del libro Relatos del fuego sanguinario y un candor (pág. 16).

Titulación de abuelos

con sus ya inamovibles cincuenta y cinco años, rolliza, tetona, tontiloca.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 149).

De tú a tú

Quien tenga más valor, que venga aquí y lo diga.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 141).

Alejándose, alejándose

Sombra en forma de cruz

La sombra avanza y retrocede lentamente.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 95).

El agonizante

Cuadro de una posible agonía

El techo del bar es el suelo del primer piso. En sus losas se apoya una cama, y en la cama, desde hace unas horas, agoniza un hombre.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 16).

Camino de Aguilar de la Frontera

Vistas de Aguilar de la Frontera, desde mi autocar

En el autocar, camino de Aguilar de la Frontera, el pueblo de mi ascendencia por parte de madre. De Aguilar eran mi abuela mama Antonia y su familia.

Fragmento perteneciente a
CÓRDOBA
.
DIETARIO EN RED 2009-2010.

Salida y llegada

Mi libreta de Córdoba

En el tren, un tren que se llama Arco. Desde Barcelona a Córdoba. Salida puntual, a las ocho de la mañana. Mi espacio posee la única mesa del vagón. Me rodea una familia completa, incluidos los abuelos.

Fragmento perteneciente a
CÓRDOBA
.
DIETARIO EN RED 2009-2010.

Mi llegada a Córdoba