Luces de bohemia, a modo de suplemento

Se puede tomar como un suplemento de la primera publicación de FOGOSA MISCELÁNEA, esta edición que publico de Luces de bohemia, del gran maestro Ramón María del Valle-Inclán. Su precio, casi de coste, y el tamaño del libro se pueden calificar de “homenaje” al maestro, por mi parte.

6 €

Luces de bohemia

Esta edición de LUCES DE BOHEMIA, de Antonio Gálvez Alcaide, es un homenaje a la obra y a su autor, Ramón María del Valle-Inclán. Un homenaje que coloca a Valle-Inclán, fallecido en 1936, en el mismo tratamiento que reciben los escritores vivos, contemporáneos, en el momento de ser publicados por primera vez. Por ello, se presenta LUCES DE BOHEMIA en una flamante edición de 14 cm por 21,60 cm, con una imagen de portada, titulada “Noche en vela”, del genial pintor Edvard Munch. Del mismo modo, se presenta el texto sin prólogos ni estudios críticos, exactamente como suelen aparecer las novedades literarias de los escritores vivos. Y todo, a un precio irrisorio, casi de coste. Es un bonito modo de homenajear a Valle-Inclán, y de constatar la evidencia: Ramón María del Valle-Inclán, con su obra literaria, sigue tan fresco, tan actual como cualquier escritor vivo. LUCES DE BOHEMIA es un clásico. Trata el último día de vida de Max Estrella, un viejo escritor, ciego, que vive prácticamente en la miseria, junto a su mujer y su hija, «en un Madrid absurdo, brillante y hambriento». Esta obra, cuya acción se desarrolla a principios del siglo XX, presenta cinco ahogos: el social, el político, el moral, el económico y el literario. Lamentablemente, estos ahogos son casi un trasunto de los ahogos que están marcando la España actual, un siglo después. Todo un aviso.

Invitación de la presentación de Barcelona

El vídeo de la invitación

Invitación en vídeo

Presentación del número 1

Número 1 de la Revista Fogosa Miscelánea

Fogosa Miscelánea. Número 1. Vídeo 2

Segundo vídeo sobre la revista. Marzo de 2017.

Revista Fogosa Miscelánea, ya el número 1

La Revista Fogosa Miscelánea, aquí, ya, disponible. Y con mucha ilusión y placer por mi parte. ¿Hay algún amante de la literatura a quien no le ilusionaría y le produciría placer publicar, nada menos, y unidos, a Federico García Lorca y a Ramón María del Valle-Inclán? Pues yo lo acabo de hacer. Se dan por descontados la ilusión y el placer que me produce tener a García Lorca y a Valle-Inclán entre mis compañeros literarios, y entre mis amigos íntimos, en pleno siglo XXI.
Por cierto, los futuros colaboradores de la revista ya saben a qué compañeros fijos de publicación van a tener en todos lo números venideros: Federico García Lorca y Ramón María del Valle-Inclán (no hay que arredrarse por ello, lo comentaré en vídeo, un llamamiento que aparece en este número de la revista).
Solo me queda confirmar la presentación pública en el Ateneo Barcelonés. Aparte de hablar y debatir sobre su contenido, tengo pensado, si el espacio de tiempo acompaña, leer en voz alta los tres textos más breves, como son su Presentación, el poema de Federico García Lorca Madrigal apasionado, y el artículo Contra la independencia de Cataluña.

Paso a ofrecer los enlaces de las plataformas distribuidoras.
En formato papel
AMAZON
En formato digital
AMAZON
APPLE
GOOGLE PLAY
KOBO
CASA DEL LIBRO

La imagen de la revista es un cuadro de Edvard Munch

Portada del número 1 de la REVISTA FOGOSA MISCELÁNEA

“‘Esta revista nace con el objeto de promocionar el uso del registro literario de la lengua en obras literarias. Podría parecer un contrasentido, pero no es así. Desde la década de los ochenta del siglo pasado, las publicaciones de obras literarias en cantidades industriales son un hecho que se constata de manera evidente. A día de hoy, casi tres décadas después, como consecuencia de esto, el uso lingüístico habitual de las obras literarias publicadas en España utiliza el registro informativo de la lengua, no el registro literario. De aquí a poder decir que las obras literarias publicadas en España son una ordinariez, solo hay un paso. Ordinariez en el sentido de cotidiano, habitual, común, rutinario, sin signos distintivos, sin estilo. Al surgir la palabra estilo es inevitable que me acuerde de las figuras estilísticas, o retóricas, que aparecen en todos los manuales de Lengua castellana de la enseñanza secundaria que tenemos. Los ejemplos de determinadas figuras estilísticas solo se ciñen en autores nacidos antes de mediados del siglo XX, partiendo de autores grecorromanos. Es natural. Y también es un ejemplo de pobreza, de ausencia de referentes contemporáneos, anunciando estilo literario, entre nuestros estudiantes con edades comprendidas entre los doce y los diecisiete años. Y estos estudiantes son el futuro’.
El contenido es el siguiente:
Luces de bohemia (teatro), de Ramón María del Valle-Inclán.
Madrigal apasionado (poesía), de Federico García Lorca.
Curva menguante (narrativa), Contra la independencia de Cataluña (artículo de opinión), En la tumba de Camilo José Cela (crónica literaria), León (crónica de viajes), Cementerio de las moreras, Barcelona (crónica social y política), de Antonio Gálvez Alcaide”.