Donde murió Quevedo

Villanueva de los Infantes

He visitado la casa en que, viejo, perseguido, amargado, expiró Quevedo. Hoy, esta y la casa contigua forman una sola; pero aún se ven claras las trazas de la antigua vivienda y aún perdura íntegro el cuarto donde se despidió del mundo el autor de los Sueños… La casa era pequeña, de dos pisos, sencilla, casi mezquina, sin requilorios arquitectónicos.

Antonio Azorín, José Martínez Ruiz, Azorín, Bruguera, Barcelona, 1983, pág. 189.

Acabo de trasladar aquí unos datos interesantes sobre la casa donde murió Quevedo. El libro de la cita lo muestro aquí, a continuación. Me llama la atención una anotación, mía, a lápiz, de la primera página blanca. Es la que sigue:

Santa Cruz, 29-08-1983

¡Qué tiempos! ¿Pero qué hacía yo, con diecinueve años de edad, en Santa Cruz de Tenerife? La respuesta es sencilla. Como dirían los antiguos, servir al Rey como soldado.

P.D. En mi libro Articulismo formal,
que acaba de salir publicado,
le dedico unas líneas (9) a Azorín,
en el artículo «Cuestión de pulmón«.

El Buscón, de Quevedo, primera parte

Les presento la primera parte de mi adaptación al castellano actual de la novela
EL BUSCÓN, de Francisco de Quevedo.
Disfruten de este espectáculo inédito.

     

       

Sobre la narrativa actual

Literatura

¿Que opine sobre la narrativa actual? La respuesta es sencillísima. La narrativa actual es una mierda. La asepsia es el garabato dominante. Nada de infecciones. Todo edulcorado. Ninguna palabra por encima de otra. Todos los narradores iguales, como estúpidos calcos. Algunos de ellos con la potra de contar con una descaradísima operación de mercadotecnia. Todos dominados por el gran jefe, el gran matador, la gran criba, el gran manipulador cultural: las empresas editoriales, valga la redundancia.

Publicado bajo el epígrafe de Artículos dominicales, en Dietario en Red, el 25 de octubre de 2009

Sobre la narrativa actual pertenece al libro Artículos fronterizos

Dramática rutina

Lope de Vega

Todavía no he conseguido emular las gestas de Lope de Vega, poeta y sacerdote,

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El fragor de la sangre» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 33).

Prosigue el poema de Quevedo

Un orinal

—El subapartado siguiente —digo— es el más largo. La pareja se desnuda y se produce un contacto sexual. ¡Tssss! Por favor, absténganse de murmullos. «El-pié-la-go-de-car-

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El fragor de la sangre» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 31).

ABC, artículo 6

Artículo de ABC

UN TEXTO PLAGADO DE KAS
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 17 de julio de 1998.

 

Trenzado de homicidas

Trenzado de homicidas, Morfeo Editorial, diciembre de 2007

Por la tarde. Y con la mente en algunas burbujas que fluctúan graciosamente por las risueñas reverencias del whisky, “agua de vida”. No es mal momento para dejar constancia de la salida de un nuevo libro mío: Trenzado de homicidas. O sea, la violencia que tanto me rondó en los años 90.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Sobre Caliente

Unos cuatro meses después de que Mercedes Castro me llamara por teléfono a casa, para comentarme lo que ya conocía de Caliente, me

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006